ocho parte 8


Hola, hola!!!

Tengo mucho sueño T-T que asco levantarse asi buuuu. Se que hacia mucho tiempo que no os traia un capitulo de Ocho, ya que me habia estancado y no sabia como seguir lo siento XD pero aqui esta el nuevo y estrenado capitulo muahaha, os dejo el link de las demas partes por si quereis recordarla http://yurikasekai.blogspot.com.es/2012/12/blog-post.html disfrutadla ^^.

Aun estamos observando el monitor cuando vemos que Uno coge una nueva jeringuilla y empieza a llenarla con un liquido naranja turbio, algo que nos hace sospechar de que esta prueba no ha acabado, pero no es la sonrisa de la doctora lo que mas nos preocupa, si no el hecho de que Ocho quizás no tenga la fuerza suficiente para sobrevivir a un nuevo experimento tan temprano.
Nos sentimos impotentes de no poder hacer nada para ayudarla, solo podemos ver como tratan a Ocho como si de una muñeca se tratara, pinchando en cualquier lugar de su cuerpo, esperando ver su reacción y disfrutando por el hecho de administrar dolor y sin saber la razón de todo ello. En un momento de valentía nos acercamos a Uno, interponiéndonos en su camino al terrible desenlace que esta inyección podría tener sobre Ocho, pero como si no existiéramos nos pasa por al lado, sin siquiera inmutarse por nuestro intento por defender una vida.
Nos giramos hacia ellas dos, observando la escena como meros espectadores de un circo que nunca tuvo gracia, y es entonces que vemos una sombra extraña arrastrarse por el suelo, algo pequeño que nadie ha parecido percatar, un leve movimiento que poco a poco se acerca a las piernas de Uno, la cual esta demasiado concentrada en su trabajo, por lo que solo cuando el dolor del pinchazo llega a su pierna es el momento en que se da cuenta que un sedante, o eso creemos le ha sido administrado, porque su cuerpo poco a poco empieza a deslizarse hacia el suelo y sus ojos van cerrándose, escuchándose un golpe metalico en el momento en que se da con la cabeza en uno de los armarios, dejando un rastro de sangre en el suelo que va extendiéndose según avanzan los segundos.
Pero nuestra vista vuelve rápidamente a la camilla de Ocho y a la sombra antes vista, que parece tratarse de un chico, que no debe tener mas de cinco años y nos fijamos mas en el, dándonos cuenta de que no lleva ninguna placa ni la ropa de Ocho, si no que va muy bien arreglado, con una camisa de color azul cubierta por un chaleco amarillo con un pequeño dibujo en la espalda, pero no podemos fijarnos bien en el ya que empieza a desatar las a Ocho de la camilla, mirando atentamente hacia la puerta nervioso, como esperando que de un momento a otro vaya a entrar alguien y no pueda escapar de allí.
Cuando acaba con ello coge a Ocho y se la echa en los hombros, como si de un saco se tratara, intentando no balancear mucho su cuerpo y se dirige hacia la puerta y la abre un pequeño resquicio, para vislumbrar si alguien acecha detrás de esta, cosa que nosotros no vemos ya que nos encontramos justo detrás de el, a la espera de que salga. Demasiado despacio para tratarse de un escape abre la puerta y sale al pasillo, mirando en una dirección y en la otra y pareciendo no saber donde ir, aunque finalmente decide ir por la izquierda, donde parece haber algo mas de silencio que por el otro lado.
Empezamos a avanzar por el extenso pasillo blanquecino e inacabable y de repente nos asaltan una serie de pasos viniendo desde el otro lado del pasillo, por lo que nos giramos a investigar, viendo que varios doctores corren hacia nosotros como si su vida dependiera de ello, por lo que volvemos la vista de nuevo al chico que lleva aun a Ocho en su hombro y vemos que mete su mano en el bolsillo y extrae un objeto oscuro y con una forma esférica, se la acerca a la boca y segundos después la lanza hacia atrás, acelerando aun mas el paso por lo que le imitamos a la espera de ver el porque de haber lanzado ese objeto hacia los doctores.
Solo pasan cinco segundos cuando un estruendo se escucha detrás nuestro, además de recibir un impacto que hace que el chico trastabille un poco intentando estabilizándose y cuando giramos la cabeza para ver que ha sido el ruido vemos que todo el pasillo ha pasado a tener un color rojo oscuro, demasiado parecido al de la sangre y donde el rastro de los doctores ha quedado en meros trozos negruzcos por el suelo.
-Qué ha sido ese ruido?
-No tengo la mas remota idea, señor.
-Pues ve a investigar idiota, no podemos dejar que hagan lo que quieran aquí.
-Por supuesto, señor, ahora mismo voy a ver que ha ocurrido.
-No, ya no hace falta que sigas con tu absurdo juego.
-De que habla s-señ…

-Te dije que a mi nadie podía engañarme.


3 comentarios:

  1. Excelente capítulo. Me alegro mucho de que te haya vuelto la inspiración y hayas podido continuar con la historia^^

    Besos ;)

    ResponderEliminar
  2. *QQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQQ*
    ma dejao con la intriga D:

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho el relato, voy a leerme los otros ^^
    Me dejaste intrigada :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por todos vuestros comentarios, recordad no insultar y siempre respetar a los demas para no ser borrados ^^.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitantes recientes

Licencia de Creative Commons
yurika sekai by yurika is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://yurikasekai.blogspot.com.es/. Protected by Copyscape Online Infringement Checker